Al recibir un llamado de servicio tal como el de un cristiano o discípulo de Cristo, debemos entender que es un privilegio y una bendición, no un trabajo y mucho menos una carga, es increíble ver como uno se siente cuando pone por obra la autoridad delegada y conferida, que hemos recibido por nuestro Señor Jesucristo para el servicio de una humanidad que se pierde al experimentar como un ser humano lleno de confusiones desordenado, heridas emocionales por innumerables abusos incluyendo los rechazos y desafortunados abandonos puede ser libre, sano y transformando por el poder de Dios.

 

 

¿A QUE VINO JESUCRISTO?

 

Jesucristo vino a entregar su vida al servicio de esta humanidad que se pierde. ¿Por qué el hizo esto? Ciertamente como un Padre cuida su hijo y un empresario cuida su empresa, y uno cuida lo que es legítimamente lo suyo y no quiere que se pierda o nada malo le pase, así también el ser humano es creación de el, y anda buscando la forma por todos los medios de intervenir en sus adversidades y llevarlo al bienestar, sin importarle quien es, donde esta, o que tan mal a hecho, su inmenso amor es increíble e infinito.

 

 

¿PORQUE LA PRISIÓN?

 

En Mateo 25: 35 el enseño a sus discípulos cual era su preocupación y donde estaba su corazón, mostrando cuales serian los ministerios o servicios que el había constituido, el dijo: porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y disteis de beber, fui forastero y me recojistes, estuve desnudo y me cubristeis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a visitarme, entonces los justos le respondieron, Señor cuando fueron todas estas cosas y el dijo: Cuando se lo hicisteis a unos de estos pequeñitos a mi lo hicisteis.

 

 

La prisión es, sin duda alguna un lugar para que el humano se detenga a reflexionar, a pensar a revalorizar lo que perdió, y en ese punto de desesperación Jesucristo lo visita a través de nosotros y muchos tienen un encuentro con la verdad que es Jesucristo.

 

Nadie conoce el producto mejor que el que lo creo, la cárcel no restaura a nadie debidamente, pero Dios usa la cárcel como un lugar para trabajar con ellos, ya que en la calle no podía.

 

 

La Biblia es la palabra de Dios o mejor dicho es Dios hablando al hombre. En la cárcel encuentran el tiempo para escuchar a Dios y encontrarse a ellos mismos porque la raíz de sus problemas es una falta de conocer su verdadera identidad.

 

NO MENOSPRECIES AL PRESO

 

Todos nosotros estamos presos de alguna forma en nuestras vidas, la diferencia es que a algunos los sorprenden y a otras no, Jesucristo dijo: no hay ninguno bueno, solo uno, Dios.

 

Todo ser humano lleva dentro un gran tesoro de potencia para ser lo que aun no se puede imaginar, el problema esta en los desafortunados caminos que nos desvían de el divino plan de Dios. Así como herencia de nuestro línea sanguínea ancestrales, crianzas de nuestros Padres, influencia de el medio ambiente, casarse con personas equivocadas, divorcios, abusos, rechazos, abandonos, falta de amor que logran sacar al hombre del funcionamiento saludable o de el diseño de Dios cuando nos creo entonces el éxito esta en restaurarlo al diseño original a la imagen y semejanza de Dios.

 

Santa Rosa

California

EE.UU.

Visit us

651 sebastopol Rd Santa Rosa CA 95407

Email us

la.ramos@yahoo.com

Call us

(707) 328-2949

CONTACTANOS

MADE IN    joseantopon@gmail.com